Inicio Noticias Deportes El operativo, entre los objetivos, lo posible y la realidad

El operativo, entre los objetivos, lo posible y la realidad

Foto: Jorge Battagliotti

Diego Llumá, subsecretario de Seguridad Preventiva, repasó el accionar policial dispuesto en las calles y los puntos clave de la ciudad tras el triunfo de Colón, el viernes por la noche.

Miles de personas en las calles para celebrar el campeonato de Colón pusieron en el centro del debate la eficacia del operativo diseñado desde el gobierno provincial. Al respecto, Diego Llumá, subsecretario de Seguridad Preventiva, indicó que las medidas se tomaron en virtud de un trabajo colaborativo entre el Ministerio, la Municipalidad y demás organismos. “Estimamos que entre 40 mil y 50 mil personas iban a estar desplazándose entre la ciudad, contrario a las disposiciones epidemiológicas con la finalidad de contener la propagación del virus Covid 19 que ya tiene saturados los servicios de salud”, planteó en comunicación con ATP.

En ese orden, el funcionario reafirmó que se “fijaron objetivos realizables ante la realidad que se nos imponía”. Es decir, “controlar el acceso y el desplazamiento sobre los estadios de Colón y Unión y sobre el aeropuerto de Sauce Viejo”. “Dispusimos un sistema de bretes para el control de la circulación. Y en los barrios más característicos de la afición de Colón, el Centenario, el Fonavi, El Pozo. El viernes se abordó de una forma, el sábado de otra y el domingo fue de una naturaleza distinta. Hubo una convocatoria de la barrabrava. El dispositivo trató de desviar la circulación para que no se generaran agrupamientos”, detalló.

Llumá también señaló que la policía hizo “un uso proporcional de la fuerza donde fuese necesario”. El funcionario insistió que el cálculo fue de 40 mil personas circulando por toda la ciudad, con el foco en los epicentros señalados, más controles en el resto de las calles. Participaron las Tropas de Operaciones Especiales, Policía de Acción Táctica, Guardia Rural y Policía de Seguridad Vial, con refuerzos desde San Lorenzo y Rafaela. “Era posible y deseable el objetivo, que se alcanzó, de manejar una situación que se iba a exponer. Teníamos que manejar la hipótesis que con la policía uno lograra que 40 mil personas que estaban decididas salir a contagiar y hacer algo para meterlos adentro de sus casas, no era una hipótesis realista”, aclaró. Fueron 55 los detenidos durante los tres días.