La medida cautelar fue dispuesta por el juez Gustavo Urdiales. El magistrado hizo lugar al pedido formulado por el fiscal Matías Broggi. Un grupo de personas incendió la casa del acusado y mató a su perro.

El juez Gustavo Urdiales ordenó la prisión preventiva del docente al que se investiga como autor de delitos contra la integridad sexual de, al menos, tres de sus alumnas menores de edad de la escuela Ceferino Namuncurá, ubicada en el barrio Yapeyú de nuestra ciudad.

La medida cautelar fue dispuesta por el magistrado a raíz del pedido formulado por el fiscal Matías Broggi, quien tiene a su cargo la dirección de la investigación. “El juez informó que dará por escrito y en el plazo de ley los fundamentos de su decisión”, aclaró el fiscal. No obstante, explicó que “en función de los requisitos que plantea el Código Procesal Penal para el dictado de una prisión preventiva, podemos deducir que el magistrado entendió que están acreditados –con el grado de probabilidad exigible en esta instancia del proceso– la existencia de los hechos ilícitos y la autoría material”.

Broggi valoró que “el magistrado rechazó disponer medidas alternativas a la prisión preventiva, a pesar de que la defensa propuso medidas de distancia, prohibición de contacto y una fianza personal millonaria”.

El fiscal hizo hincapié en “algunas de las evidencias que desplegamos en la audiencia” y enumeró “la declaraciones de las víctimas y de un niño más, las pericias médicas que ya se realizaron y los informes psicológicos”. Asimismo, adelantó que “hay una cuarta denuncia que aún no fue imputada y esperamos hacerlo en los próximos días”.

Broggi también informó que “en la audiencia de hoy (ayer) declararon las madres de las tres víctimas y también lo hizo el imputado”.

Consultado por la prensa luego de la audiencia, el fiscal sostuvo que “la defensa analizó solo una de las tres denuncias que se hicieron”. También le preguntaron acerca de un posible abuso intrafamiliar y respondió que “hasta el momento, ninguna de las víctimas se refirió en ese sentido en ningún momento de la investigación”.

“La investigación se inició a raíz de las denuncias radicadas por las madres de dos víctimas”, explicó el fiscal. En tal sentido, remarcó que “las denuncias fueron radicadas por separado, pero casi simultáneamente y fueron hechas en dos comisarías distintas de la ciudad” y agregó que “cuando a una de las denunciantes se le preguntó si sabía de otro caso, dijo que no”.

En relación con los ilícitos, el fiscal sostuvo que “la hipótesis que sostenemos es que el imputado se aprovechó de que en su carácter de docente quedaba a solas con los alumnos y alumnas durante sus clases y de la posición de autoridad que tenía sobre todos los niños y niñas del jardín de infantes para que no mencionaran nada de lo ocurrido”.

Broggi recordó que “el docente que quedó hoy en prisión preventiva es investigado como autor del delito de abuso sexual gravemente ultrajante agravado porque, al momento de los ilícitos, era el encargado de la educación y de la guarda de las víctimas”.

El docente de educación física y tiene 45 años. A partir del conocimiento público de lo sucedido, familiares de las víctimas se movilizaron hasta la puerta de la escuela, mientras un grupo de personas llegó hasta la casa del sospechoso, la incendió y mató a su perro. Este hecho quedó a cargo de otra unidad del MPA.