Inicio Locales Piden nueve años de prisión para el médico que abusó de una...

Piden nueve años de prisión para el médico que abusó de una mujer que conoció por Tinder

La fiscal Alejandra Del Río Ayala solicitará esa pena para PJN, de 36 años. Para cometer el delito, le dio somníferos a la víctima sin que ella lo supiera y le hizo perder el conocimiento.

La fiscal Alejandra Del Río Ayala adelantó que solicitará nueve años de prisión para un médico acusado de abusar sexualmente de una mujer a la que conoció a través de la red social Tinder. El planteo fue realizado en la audiencia preliminar llevada a cabo en el marco de la investigación que encabeza la funcionaria del MPA a partir de la denuncia realizada por la propia víctima.

Del Río Ayala detalló que “el acusado y la mujer acordaron a través de Tinder encontrarse en un bar de la ciudad de Santa Fe para conocerse”. Agregó que “luego de dialogar en el local gastronómico, fueron a la casa del hombre investigado a tomar una cerveza”.

“Una vez que estuvieron en la vivienda, el hombre mezcló pastillas somníferas con la bebida que le dio a la víctima, sin que ella lo supiera”, sostuvo la fiscal. En tal sentido, subrayó que “la mujer comenzó a sentirse mareada, con sueño y perdió el conocimiento. En ese contexto fue cometido el abuso”.

En preventiva

De acuerdo a lo planteado por Del Río Ayala en la audiencia, “el ataque sexual fue realizado en 2018, más precisamente entre las 23 del viernes 6 de abril y las 2.30 del sábado 7 de abril”.

“El domingo 8 de abril, la víctima radicó la denuncia en la Comisaría de la Mujer e inmediatamente se inició la investigación”, informó Del Río Ayala. “Ese mismo día se identificó el lugar en el que vivía el acusado, se realizó un allanamiento y se lo detuvo. El martes 10 de abril se hizo la audiencia imputativa y luego se ordenó la prisión preventiva”, indicó la fiscal.

Entrevistas

“Al momento de hacer la denuncia, la víctima brindó detalles acerca de cómo es la casa a la que el acusado la invitó”, remarcó Del Río Ayala. “Las mismas precisiones dio cuando fue entrevistada por una psicóloga en la Fiscalía y también en la entrevista que se le hizo en Cámara Gesell”, destacó.

La funcionaria del MPA puntualizó que “en las tres oportunidades, la víctima describió a la perfección detalles de la casa a la que fue, los cuales fueron verificados al momento del allanamiento”. Asimismo, hizo hincapié en que “estos datos que aportó fueron relevantes porque prueban que estuvo en la vivienda, a la que nunca antes había ingresado”.

Del Río Ayala aclaró que “la Cámara Gesell se tuvo que hacer como anticipo jurisdiccional de prueba a raíz de que la psicóloga que dialogó con la víctima dictaminó que evidenciaba grandes dificultades para atravesar una instancia de declaración en juicio oral a raíz de las secuelas que le produjo el ilícito que padeció”

Pericias

“En el allanamiento que se hizo en la casa del acusado fueron secuestrados varios blisters con comprimidos, algunos de los cuales tienen efectos somníferos, según la pericia realizada”, indicó la fiscal. También señaló que “se sacaron fotos que muestran características de la vivienda que coinciden con el relato de la víctima y se secuestraron prendas usadas de ropa interior de mujer”.

Del Río Ayala informó que “tanto a la víctima como al acusado se les hicieron estudios en sangre y en orina, cuyos resultados corroboraron la información que se tenía hasta el momento”.

Calificación legal

De acuerdo con la acusación presentada, al hombre investigado se le atribuye ser autor del delito de abuso sexual con acceso carnal.

En cuanto a la pena de nueve años solicitada, la fiscal consideró que “es proporcional a la culpabilidad del autor atendiendo a su edad y a la comprensión de sus actos, más aún tratándose de un profesional de la salud”. Asimismo, concluyó que “el hombre manipuló a la víctima y se aprovechó de su situación de vulnerabilidad al dejarla en un estado de indefensión para cometer el abuso”.

Juicio oral y público

La audiencia preliminar se llevó a cabo ante la jueza Rosana Carrara, quien deberá resolver las cuestiones planteadas por las partes. Además, en caso que considere que están dadas las condiciones, deberá dictar lo que se denomina el auto de apertura a juicio para que se realice el debate oral y público.

Por su parte, la Oficina de Gestión Judicial (OGJ) deberá indicar el juez que tendrá a su cargo el debate y fijar la fecha para el inicio del juicio.