Son oriundos de Santa Clara de Buena Vista y uno de ellos permanece en terapia intensiva. La sustancia contenía levamisol, un antiparasitario utilizado en animales.

El Ministerio de Salud de Santa Fe reportó dos casos de intoxicación por cocaína que, según estiman las autoridades locales, habría sido adulterada con levamisol, un antiparasitario de uso veterinario. Los damnificados manifestaron un cuadro de fiebre alta asociado a lesiones cutáneas y en mucosa yugal a las pocas horas del consumo de la sustancia, según precisaron desde la cartera conducida por Sonia Martorano.

Los dos jóvenes afectados, oriundos de Santa Clara de Buen Vista, se encuentran internados en el hospital Iturraspe: uno en terapia intensiva y el otro en sala general.

Las cocaínas fumadas se consumen en pipas de fabricación casera. Son caños de metal, vidrio o plástico a los que se le suma un filtro de virulana o hilos de alambre.

El Ministerio de Salud difundió un comunicado a los distintos efectores alertando sobre los síntomas que presentaron dos pacientes adultos jóvenes.

“El cuadro clínico descripto en los casos de intoxicación con cocaína asociada al levamisol, un antiparasitario e inmunoestimulante utilizado en animales, es síndrome febril agudo, mialgias, que puede asociarse a lesiones cutáneas purpúricas o necróticas, que suelen comprometer los pabellones auriculares. Otros sitios comúnmente afectados son las mejillas, la nariz y los miembros”, precisó el comunicado de prensa.

Al realizar las pruebas de laboratorio de rigor, se destaca el hallazgo de leucopenia y neutropenia. Si bien es cierto que ya se registraron casos mortales, las autoridades sanitarias de Santa Fe aclararon que el grado de neutropenia es variable y suele recuperarse espontáneamente.

También subrayaron que, a pesar de una prueba positiva de cocaína, la detección de levamisol es compleja debido a que la vida media del antiparasitario es de cinco horas. De esta manera, se torna imposible encontrarlo después de las 48 horas de la última exposición.

En cuanto al tratamiento de los casos de neutropenia secundaria –recuento bajo anormal de neutrófilos, un tipo de glóbulos blancos– producidos por consumo de levamisol, los expertos sugieren que sea a base de antibióticos de amplio espectro.

A pesar de que los cuadros de neutropenia suelen extenderse entre cinco y 10 días, las autoridades sanitarias de Santa Fe remarcaron que “es fundamental el manejo de la adicción ya que las recaídas vinculadas con la reexposición a la droga son frecuentes”. Asimismo, sugirieron la realización de un hemograma en pacientes que consumen cocaína y presenten signos de infección.

Frente a pacientes que reporten cuadro febril y/o dermatológico compatible, es importante interrogar al damnificado sobre el consumo de drogas ilícitas. Y en el caso de sospecha sobre un posible cuadro de intoxicación, el Ministerio de Salud de Santa Fe instó a la comunidad a comunicarse con el área de Epidemiología vía mail a vigilanciasantafe@yahoo.com.ar o bien de forma telefónica al 0342-6153851.

Artículo anteriorSe remodelará La Granja La Esmeralda
Artículo siguiente“La suba del 72,48% de la cuota del monotributo es ilegal”