Inicio Destacadas El Tribunal de Cuentas avisó, pero ya era tarde

El Tribunal de Cuentas avisó, pero ya era tarde

A partir de un decreto del gobernador se declaró “extemporánea” la observación del órgano de control en virtud de la contratación de una empresa para la impresión y distribución de afiches del Quini 6 y Brinco.  

El pasado 7 de noviembre, el gobernador Miguel Lifschitz firmó el decreto N° 3113 mediante el cual se tomaba conocimiento de una observación legal formulada por el Tribunal de Cuentas de la provincia en virtud de una licitación pública que adjudicó a la firma Losider SA la contratación de servicios de impresión y distribución de afiche y carteles relativos a la promoción del Quini 6 y el Brinco.

El órgano de control verificó que el objeto social de la firma no se corresponde con la actividad de impresión. Sin embargo, el decreto en cuestión adujo que la solicitud efectuada excedió los 10 días debidos para la petición de antecedentes. De esa forma, se estableció como “extemporáneo” el planteo formulado por el Tribunal a instancias de lo expresado por la asesoría jurídica de la Caja de Asistencia Social.

En síntesis, la observación del órgano de control no mereció atención habida cuenta de no prever los plazos correspondientes para su exposición final.