A partir de septiembre, la provincia de Santa Fe implementará el sistema de juicios por jurado, un proceso que implica la participación directa de la ciudadanía en la administración de justicia. Santiago Mascheroni, secretario de Justicia de la provincia, explicó los detalles y el impacto de esta medida.

En una reciente entrevista para el programa de televisión ABC1, Santiago Mascheroni, secretario de Justicia de la provincia de Santa Fe, brindó detalles sobre la implementación del juicio por jurado, prevista para septiembre. Esta modalidad permitirá que cualquier ciudadano o ciudadana pueda ser convocado para integrar un grupo encargado de juzgar determinados delitos. «Es una obligación de carga pública que no se puede evadir salvo excepciones específicas», explicó, destacando la importancia de esta medida en la participación democrática.

La figura del juicio por jurado no es nueva en Argentina, ya que está prevista en la Constitución de 1853, aunque su implementación ha sido limitada a ciertas provincias. Santa Fe será la número once en adoptar este sistema. Según Mascheroni, el sorteo inicial seleccionará a 36 personas, de las cuales 12 titulares y dos suplentes formarán el jurado final, asegurando la paridad de género. «Este proceso incluye excepciones para mayores de 70 años y mujeres en lactancia, quienes pueden solicitar ser excluidos», añadió.

Los delitos que se juzgarán por jurado son específicos: homicidio calificado, abuso sexual seguido de muerte, robo seguido de muerte, y la muerte de un civil en enfrentamiento con fuerzas de seguridad. El funcionario aclaró que estos delitos fueron seleccionados debido a su gravedad y la necesidad de un compromiso profundo por parte de los jurados. Además, mencionó que el reo puede solicitar no ser juzgado por jurado, aunque esta decisión queda en manos de la fiscalía.

Un aspecto crucial del juicio por jurado es la limitación de los jurados a considerar únicamente la evidencia presentada durante el juicio. «Los jurados deben basar su veredicto en las pruebas, testimonios y argumentaciones presentadas en el tribunal. No dictan sentencias, sino veredictos de culpabilidad o no culpabilidad, y es el juez quien impone la sentencia final en caso de culpabilidad», explicó Mascheroni.

Finalmente, aseguró que los jurados tendrán garantías especiales durante su servicio. «Formarán parte del poder judicial de la provincia mientras dure el juicio, con las mismas protecciones que jueces y fiscales. Los gastos de traslado y otros costos correrán a cargo del Estado provincial, y los jurados pueden solicitar un viático durante el juicio», concluyó. La implementación de este sistema representa un paso significativo en la justicia santafesina, fomentando la participación ciudadana y la transparencia en los procesos judiciales.

NOTA COMPLETA

Artículo anterior«El nuevo puente Santa Fe – Santo Tomé costará entre 25 y 35 millones de dólares»
Artículo siguiente#Juegoilegal: «Hemos bloqueado el acceso a estos sitios en 177 escuelas y 134 barrios y plazas»