Ana Laura Gil, de la Cámara de Quiosqueros y Almaceneros, dio cuenta del impacto de los incrementos en productos como la cerveza y cigarrillos. Desde la entidad se organiza la compra comunitaria entre comerciantes para no perder.

Sin previo aviso, la cerveza aumentó un 40% “de un día para el otro”. El dato no es menor para quienes llevan adelante pequeños comercios como lo son los quioscos. Así lo manifestó Ana Laura Gil, de la Cámara que agrupa al sector en Santa Fe, al dar cuenta de las pérdidas que significa para su rentabilidad. En diálogo con ATP, comentó que “el quiosco se está reactivando no por la parte económica, sino por el movimiento de gente”, tras el golpe duro que significó la pandemia. En rigor, para la Cámara de Quiosqueros y Almaceneros de Santa Fe, “las ventas todavía no llegan al momento anterior a la pandemia”.

Al mismo tiempo, “casi todo está teniendo aumentos relativos”. “Vamos al mayorista y son 20, 30, 40, 50 centavos de diferencia con respecto a la semana anterior. No podemos manejar un presupuesto fijo”. “Ahora se vendrá, en diciembre, el gran aumento de cigarrillos”, advirtió Gil.

En este panorama, se suman los costos de los alquileres de los locales. “La nueva Ley de Alquileres dijo un 50% y así fue. Hoy por hoy, se terminó el contrato y es el 50%, no hay forma de negociarlo”, sostuvo la comerciante.

Acerca de los precios, Gil comentó –al hilo de la inflación– es que “no bajan”. “Pueden dar algún tipo de bonificación, pero te obliga a comprar más. El precio no baja. A veces, al quiosquero no le da para comprar 10 cajones de cerveza –ilustró–. Es un rubro con más de 12 mil productos. La multinacional más grande de bebidas cola tiene más de 45 productos esenciales. Se hace difícil para el quiosco chico o para los que recién empiezan”, subrayó Gil.

Frente a esta situación, desde la propia cámara se establece una organización entre quiosqueros y quiosqueras para la compra de mercadería con promociones y de forma comunitaria. En ese sentido, la comerciante hizo referencia a las políticas económicas anteriores a la pandemia, durante la gestión de Mauricio Macri, que provocaron el cierre de locales. Así las cosas, “hoy por hoy un 20% no es plata”, indicó en relación con la venta de cigarrillos.