Se trata de un ámbito de aprendizaje donde se implementarán técnicas culinarias, dietéticas y dietoterápicas, empleando saberes y competencias en los distintos campos del conocimiento de la carrera de Licenciatura en Nutrición que se dicta en la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas.

La Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas (FBCB) de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) inauguró el “Espacio Cocina”, ubicado en la planta baja, sector norte de la casa de estudios. Se trata de un ámbito de aprendizaje donde se implementarán técnicas culinarias, dietéticas y dietoterápicas, empleando saberes y competencias en los distintos campos del conocimiento de la carrera de Licenciatura en Nutrición.

Este espacio estratégico e innovador permitirá a las y los estudiantes, graduados, docentes e investigadores desarrollar propuestas académicas de calidad e impulsar la investigación a partir de la generación de condiciones para el desarrollo de recursos humanos propios, en el marco de los lineamientos de la gestión 2018-2022.

La creación y puesta en funcionamiento de este nuevo espacio se gestó durante 2020 en medio de la crisis sanitaria provocada por Covid-19. La FBCB-UNL decidió avanzar con este proyecto con el objetivo de darle prioridad a la generación de capacidades institucionales y técnicas. Al mismo tiempo, esto permitirá gestionar el arco de propuestas curriculares de manera que el desempeño de los estudiantes convalide las previsiones de los planes de estudios en los alcances de la formación teórica y práctica en cuanto a su duración y efectividad.

La iniciativa fue impulsada desde la Secretaría Académica, a cargo de Guillermo Ramos, y la puesta en marcha fue liderada por Guillermina Canesini, docente de la Licenciatura en Nutrición y coordinadora de la nueva área.

“El nuevo espacio es fundamental para garantizar el aprendizaje a través de prácticas vivenciales que le permitan a los estudiantes el contacto con los alimentos y las diferentes formas de prepararlos, y a los graduados para realizar sus cursos de perfeccionamiento de posgrado. Podemos decir que el “Espacio Cocina” define a esa parte de la FBCB en la cual la ciencia, los saberes y los sabores se mezclan para ofrecer un ámbito creativo de experimentación y de práctica”, explicó Canesini.

Sabores y saberes

En la antigüedad, el espacio donde se cocinaban los alimentos no era un lugar destacado en la casa, no se le daba demasiada importancia. En la actualidad, la cocina contemporánea adquirió una enorme relevancia, se convirtió en ese espacio central donde ocurre la mayor parte de la interacción social que, trasladado al ámbito educativo, significa un verdadero logro para la comunidad educativa de la FBCB. Sobre la lógica que sigue esta nueva área de estudio, Canesini señaló: “La cocina desde un punto de vista amplio, incluye el proceso de cocción de los alimentos propiamente dicho, durante el cual es posible observar los cambios que éstos presentan en su estructura, en sus características organolépticas y en la viabilidad de los nutrientes que los componen, como así también, todo lo que acompaña a la cocina como una parte fundamental de la cultura de cualquier sociedad, ese medio de reunión, de encuentro y de transmisión de nuestras raíces”.

Sobre la obra

Para la remodelación y refuncionalización de la ex aula de microscopía se ejecutó un presupuesto que superó el millón y medio de pesos, que se destinó a obras de rediseño edilicio, pisos, revestimientos, mesadas, lugares de guardado y hasta la compra de equipamiento específico: campana de extracción, heladera, aire acondicionado, Smart TV, horno industrial, cocina y pequeños electrodomésticos, entre otros. La inversión global sumó aportes de diferentes partidas presupuestarias, tales como aportes del Banco Credicoop, un 50%, fondos del presupuesto universitario, 34% y fondos propio producido de la FBCB, un 16%.

Técnicamente, consta de una superficie de 24 m2. Con un sector de ingreso y almacenamiento, un sector de preparaciones previas, uno de cocción y otro de preparaciones finales y emplatado, siguiendo el flujograma de trabajo óptimo de toda cocina. A su vez, los materiales utilizados en techo, piso, paredes y mobiliario de acero inoxidable de alta calidad, garantizan el mantenimiento de la higiene necesaria para este ámbito de producción.

Todas las tareas de remodelación y obra fina fueron realizadas por personal de la FBCB bajo la supervisión del coordinador de Infraestructura edilicia y Seguridad laboral, Sergio Solís.