Inicio Noticias Provincia “Lo que dijimos era la realidad: dejamos una provincia en marcha”

“Lo que dijimos era la realidad: dejamos una provincia en marcha”

Lo sostuvo Miguel Lifschitz a raíz de las críticas que recibió tras dejar la Casa Gris. Sobre la actual crisis, vaticinó “que vienen seis meses muy complejos”. El presidente de la Cámara de Diputados también opinó sobre Vicentín y recordó a Hermes Binner.

“En un contexto tan extraño es prematuro hace análisis de un gobierno”. Con prudencia de cara al impacto de la pandemia del Covid 19, Miguel Lifschitz respondió ante la consulta sobre los primeros seis meses de administración que lleva Omar Perotti en la Casa Gris. En contacto con Ciudadanos (que se emite este domingo, a las 20, por Somos Santa Fe, Somos Rafaela y Somos Rosario), el presidente de la Cámara de Diputados observó, sin embargo, que “no hay un proyecto claro para el futuro”.

“Será indispensable para salir de esta situación medidas excepcionales en materia de apoyo al sector económico más importante que tiene la provincia, que es el sector de la pequeña y mediana empresa. Y también políticas sociales muy inclusivas porque ya estamos hablando de un número que se acerca al 50% en torno a la pobreza”, diagnosticó el exgobernador. Y definió: “Recién en los próximos seis meses vamos a saber cuánto de bueno es nuestro gobierno nacional y nuestro gobierno provincial. El gran desafío viene ahora”.

Ejecutivos

En ese orden, el referente del FPCyS también consideró que, a instancias de la pandemia, hubo “una sobrevaloración de los ejecutivos debido a decisiones en materia del cuidado de la salud”. “Frente a situaciones de peligro, la ciudadanía deja de lado otras demandas y pone todas sus expectativas en la persona que gobierna”, adujo. De todas formas y a la luz de las problemáticas que devienen del panorama económico y social, “la situación para los que gobiernan no es tan fácil. Vienen seis muy complejos”, planteó.

Mientras el Covid 19 implica “convivir” con otras modalidades y recaudos en lo social, Lifschitz manifestó que “pero no podemos seguir con la actividad económica parada”. Para ello, esgrimió que, sobre todo en relación con el trabajo, “habrá que poner muchos recursos, ponerlos de manera efectiva y, por otro lado, las políticas sociales. Si antes eran necesarias, (ahora) habrá que multiplicarlas con subsidios, distribución de alimentos y asistir a los niños y los jóvenes de los sectores más pobres que no están yendo a la escuela”.

“Prolija y ordenada”

Por otra parte, el legislador socialista se refirió a los ataques que sufrió su gestión como gobernador. “El informe de la Auditoría General de la Nación permite tener los números precisos. El informe de una las calificadoras de riesgo más prestigiosas del mundo (indica) que Santa Fe está en un lugar inmejorable, es la provincia mejor conceptuada del país. Es una forma de mostrar que dejamos, como dijimos siempre, una provincia prolija y ordenada en sus finanzas”, recalcó y aludió al alto nivel de inversión en las áreas sociales, de salud y educación, tanto como en obra pública.

“Hoy la provincia está en una muy buena situación económica –afirmó–, tiene plazos fijos. Lo que dijimos era la realidad: dejamos una provincia en marcha”.

Vicentín

En cuanto a la intervención de la empresa Vicentín, el dirigente del FPCyS opinó que “el Estado llegó tarde”. “El problema quedó planteado a fines del año pasado cuando la empresa se presentó en concurso de acreedores y era ese el momento en que los gobiernos debieron haber intervenido. Estamos hablando de la principal empresa privada que tenemos en la provincia”, expuso. Y postuló: “Siempre creímos que Vicentín debe seguir siendo una empresa santafesina. No podemos perder los puestos de trabajo. Esto implica que no se desguace la empresa”.

Desde la visión de Lifschitz, “si el Estado va a participar de alguna manera hay que hacerlo en el marco de la ley y con un proyecto claro, que es lo que no aparece porque ni el gobierno nacional ni el provincial tienen un proyecto acerca de qué quieren hacer con la empresa”, objetó. En tanto y acerca de la posibilidad de formar una corporación mixta, el presidente de la Cámara baja de Santa Fe sostuvo “que es una alternativa posible”. “Si hay consenso para avanzar en ese proyecto, no puede ser impuesto. Debe ser fruto de un acuerdo de los gobiernos nacional y provincial, los accionistas y los acreedores”, precisó.

Binner

Por último, el dirigente evocó la figura de Hermes Binner, fallecido días atrás. “Para nosotros, más allá del líder político, fue un compañero y un amigo entrañable. Compartimos muchos años de vida política y de gestión pública. Aprendimos a construir en política de la mano de él. Fue un innovador, un hombre que entendió la necesidad de buscar acuerdos”, ponderó y agregó: “Era una buena persona, un buen tipo, honesto, ético y profundamente democrático”.