Inicio Noticias Deportes Crecen las dudas sobre la supuesta deuda de Unión con Spahn

Crecen las dudas sobre la supuesta deuda de Unión con Spahn

La Comisión Auditora del Club Unión elevó un informe al Ministerio Público de la Acusación y a la Inspección de Personas Jurídicas.

El 27 de agosto de 2019, el presidente de la entidad Luis Spahn dijo en asamblea que en 2014 se votó una forma de el club devuelva aportes de dirigentes hechos a Unión. El fin era evitar “lesionar” el funcionamiento de una CD y que cada dirigente que aporte esperaría de 5 a 10 años para cobrar.

En esa misma ceremonia, un socio llamado Leonardo Biagini, preguntó: “¿Ratifica que desde la Asamblea Extraordinaria del año 2014 usted no ha retirado dinero?”.

Spahn respondió con evasivas, pero nunca concretamente. Se refirió a compra de pelotas, un aporte de $22 mil, otro de $60 mil, que ya se los “iban a devolver”.

Ese día se conformó una Comisión Auditora con 10 integrantes, de los cuales finalmente trabajaron activamente seis: Raúl Lovaisa, Augusto Rolón, Josefina Maieu, Sebastián Serdán, Federico Carlucci y Carlos Ghisolfo.

La formación detectó que, desde 2014, hubo al menos en 183 oportunidades devoluciones a la familia Spahn por $58.364.097. Si se tiene en cuenta la cotización del dólar a la fecha de cada operación, son más de U$S 7 millones.

No está claro si desde 2014 a la fecha el presidente y su familia (ya que hay algunas cuentas a nombre de familiares) qué suma de dinero retiraron del club.

En cuanto a la ausencia de este dato, la Comisión Auditora sostiene que la CD del club no aportó la documentación requerida. De esta manera, no se pudo constatar si efectivamente Unión le adeuda más de U$S 5 millones a Spahn (más allá de los retiros hechos desde 2014).

Todos los retiros hechos son previos al 30 de junio de 2018.

Después de esa fecha, Unión vendió a Franco Soldano, Diego Zabala, los hermanos Mauro y Bruno Pittón y Yeimar Gómez Andrade. En este sentido es posible interpretar que quizás los retiros efectuados sean más, teniendo en cuenta que a través de esa vía ya se hicieron algunas devoluciones, tal como muestra el informe.

La Comisión Auditora tampoco pudo saber si esas cancelaciones de deuda del club con la familia Spahn fueron hechas en forma bancarizada ni tampoco si el club pagó diferencias de cotización y/o cambio ni intereses compensatorios ni resarcitorios.

La conclusión de la Comisión Auditora: “al momento, no se ha podido convalidar el importe de la deuda pretendida por el Sr. Spahn y su familia, atento a la falta de documentación que avale lo adeudado, así como sobre los retiros que se hayan realizado a cuenta de dicha deuda”.